El-Jadida

EL-JADIDA
Breve historia

Entre 1415 y 1543, navegantes portugueses  circunnavegaron África con el fin de llegar a oriente en busca de, sobre todo, las codiciadas especias, además de las también preciadas sedas. Seguramente por el afán de conquistas y por otro lado la necesidad de establecer puntos en los que proveerse de los imprescindibles bastimentos para las tripulaciones, establecieron fortalezas en diferentes puntos de la costa africana. Es el caso de Mazagán, nombre que dieron estos conquistadores a lo que hoy es El Jadida. Previamente, en 1514, habían tomado la ciudad vecina de Azemmour.



Construyeron Mazagán en el lugar que, seguramente, vieron era más estratégico para la fortaleza amurallada que convirtieron en el centro del tráfico marítimo de su reino. Dotaron a esta ciudad de un foso para convertirla en,  prácticamente inexpugnable.


En esta ciudad los portugueses construyeron cinco bastiones de los que en la actualidad se conservan cuatro. Siguiendo el camino de la ronda se descubren estos bastiones aceptablemente conservados. De estos cuatro destacan el bastión del Ángel y el de San Sebastián. Desde el primero se puede disfrutar de unas magníficas vistas del puerto, el mar y la propia ciudad. En el segundo se conserva una vasta capilla del tiempo de la inquisición.

Destacan, además de sus murallas, la Iglesia de la Asunción y el imponente aljibe. Construcciones ambas de estilo manuelino de principios del siglo XVI.

Si subes por la calle principal llegarás al mencionado aljibe. Está sostenido por cinco filas de columnas e iluminado por un gran tragaluz. Este aljibe permaneció durante muchos años ignorado. Fue descubierto por pura casualidad en 1916.

Sigue tu andadura y llegarás a la mencionada Iglesia de la Asunción. Se sitúa esta frente a una mezquita de un solo alminar, posiblemente el único en el mundo de forma octogonal.

Fue tomada la fortaleza de Mazagán por los marroquíes en 1769 al mando del sultán Mohammed III. Los portugueses huyeron por la llamada puerta del mar, dirigiéndose a el Brasil.

En 1815, los conquistadores, le cambiaron el nombre por el actual de El Jadida (la nueva).

Posteriormente El Jadida, al igual que todo el sur del país, entre los años 1923 a 1956, año en el que Marruecos conquistó su  independencia, fue administrado por Francia como zona protegida. 

Cuando vas llegando a El Jdida, si lo haces en barco, no tendrás la sensación de estar haciéndolo a una ciudad marroquí, pues su aspecto desde el mar es el de una ciudad amurallada, muralla que como se ha dicho,  construyeron los portugueses.



Situación
Se encuentra esta ciudad en la costa oeste del país abierta al océano Atlántico.

A 191 kilómetros de la capital, Rabat y a 110 de Casablanca

Las coordenadas de El Jadida son: 33º14´00´´N 8º30´00´´O



Habitantes

Tenía en 2006, 1 128 098 habitantes.


Hermanamientos

           La ciudad de El Jadida está hermanada con las siguientes ciudades:




  Como es


La antigua plaza de Mazagán declarada por la Unesco como Patrimonio Mundial de la Humanidad, es un entorno histórico muy bien conservado, perfecta para disfrute de propios y extraños

El Jadida es un importante productor de garbanzos, lana, alubias, pieles, almendras, maíz, huevos y cera, productos que exporta. Sin embargo ha de importar azúcar, te y algodón.

Sin lugar a dudas es su aspecto el de una ciudad fortificada, rodeada de murallas y fortificaciones, construidas, como ya se ha dicho,  por los conquistadores portugueses y que han perdurado en el tiempo en muy buen estado de conservación.

Dentro del recinto se conservan casas portuguesas con balcones de hierro y pilastras. Así mismo podemos admirar la Iglesia de la Asunción muy cerca de la Mezquita, en cuyo alminar se instaló un antiguo faro.

La ciudadela, a pesar del tiempo transcurrido conserva su estructura original de porte medieval no exenta de encanto.

Está entre las ciudades más bellas de la costa Atlántica de Marruecos.

Muchos de los habitantes de la ciudad de Marrakech, distante de El Jadida 222 kilómetros, suelen escoger a esta ciudad para pasar sus vacaciones veraniegas.


Turismo

Esta antigua ciudad portuguesa se ha convertido en una importante estación balnearia deseada por no pocos nacionales y extranjeros.

En verano sus paradisiacas playas son muy frecuentadas, ya que a su belleza acompaña una pujante industria hotelera.

Es un aliciente más de esta ciudad el pasear por su medina, donde encontrarás tiendas y puestos de todo tipo de artículos, sobre todo de artesanía.


Por si no fuese poco con las playas de las que se puede disfrutar en Mazagán, a 17 kilómetros se encuentra Azemmour, situada en la desembocadura del rio Oum Errabía y dotada también de magníficas playas. Es muy conocida por un suculento pez parecido a la sardina, el sábalo.

Te dejo el enlace de la oficina de turismo de El-Jadida